06:30 AM, día Lunes, todo para estar exactamente a las 08:00, quieto con firmeza, en el patio del colegio, para cantar el himno nacional y luego el himno del colegio. Fui a una escuela conservadora, creyente, fanática de las prácticas militares y todo ese cuento de amar a la patria.

Soy el clásico y típico caso cliché del niño recluido, que se sentía preso por no poder desarrollar su creatividad, bajo la represión del colegio clasista y conservador. Saludos, Barrio Matta.

Soy un convencido que en la vida, todo se encuentra relacionado, de manera directa, indirecta, a menor o mayor fortaleza. El colegio donde estudiaste corresponderá a cierta etapa esencial de los videojuegos. Una calle en particular, hará recordar el videojuego que recibiste para tu cumpleaños. En un día de lluvia torrencial, vas a relacionar la escena de nieve y montaña, que no podías acabar. El vínculo es concepto fundamental, porque es el elemento que forma el puente invisible entre el juego que no te puedes sacar de la cabeza, y el contexto temporal que estás viviendo día a día.

Ocaso_Naves_Shoot_em_Up

- ¿Amanecer, o atardecer? Yo diría "atardecer". Tal vez da igual, yo iniciaba el colegio un Lunes, a las 08:00 AM, y sólo iba pensando en videojuegos.

 

En eventos, clases, o charlas que he compartido en vivo con el público, el significado de un fin de semana (ese título, debiera registrarlo) ha sido tema recurrente, respecto a qué implica ello para un niño de diez años, o para el joven de diecisiete años que soñaba con una PlayStation. Pero, se vuelve complicado exponer cada una de las vivencias con una secuencia lógica. De chico, yo mismo me forzaba mentalmente para hacer que el tiempo pasara más rápido. Una hora de clases era una eternidad, mientras que hoy - cerca de los 40 - parece que la muerte cada vez se acerca más. Y siempre te hacían la pregunta, ¿cuál es tu día preferido?, entonces uno contestaba - de forma esperable - ¡Viernes!

1era Sección - Viernes - ¡No más tareas! Al menos, la parte provechosa que podía sacarle al colegio era el hecho de cambiar juegos con mis compañeros. Recuerdo que, generalmente día Viernes iba al centro, al trabajo de mi papá. Pero, de allí me pasaba a un local de electrónica. Este lugar tenía la gracia que, vendía sistemas menos comunes. Y allí, en la entrada, yo me quedaba asombrado ante la imagen de un par de televisores, conectados a consolas Sega Genesis. Allí estaba Sonic the Hedgehog y Ecco the Dolphin.

Ecco

- Ecco the Dolphin. En ese tiempo, aún tenía mi Atari 800XL. Fui seducido por una NES, aunque en caso contrario, tal vez mi 1era consola 16-bits hubiese sido una grandiosa Sega Genesis.

 

El día Viernes ocurrió mucho. De todo, durante varias épocas. Fue el día en que compré por 1era vez y con mi propio dinero reunido, aquel juego de NES que tanto deseaba (Kirby's Adventure), aquel día (un par de años después) también compré con la mesada, X-Men Mutant Apocalypse. ¡Tremendo! Pero, jamás voy a olvidar que, antes de las noticias (21:00 hrs.) acabé el 1er videojuego que logró sacarme (fácilmente) una lágrima. Aunque, en realidad fueron muchas.

2da Sección - Sábado - El día no podría estar mejor vinculado entre videojuegos y televisión. Para mí, era imperdible jugar y después ver una serie de dibujos animados, acerca del rey de los elefantes, y como vivía en Francia. Sin embargo, todo esto ocurría en la tarde. Fue una mañana de Sábado cuando acabé Kirby’s Adventure, comprado un día antes. Y algo idéntico ocurrió con DK Country, un año después, ya que lo obtuve junto a la consola en Septiembre de 1995 (día Jueves, ¿cómo lo recuerdo? no lo sé). En la transición NES - Super NES - hasta Nintendo 64, llegamos a la segunda parte de los ’90. Cuando mi Nintendo 64 llegó, también lo hizo la PlayStation de mi amigo. La tarde del Sábado, en cuestión de gráficos poligonales, ya se convertía en una batalla eterna, para ver cuál era mejor. Aquí la piratería llegó muy fuerte y la única forma de jugar más, era gastando menos. Por tanto, durante un tiempo estuvimos yendo sagradamente, los Sábado por la mañana a uno de los centros comerciales más masivos, para volver a jugar en la tarde.

Driver_PS1

- Driver - You Are the Wheelman (PS1, 1999) Las tardes de Sábado no se cumplían misiones. Se conducía muy rápido, saltábamos por pendientes, y chocábamos a cualquier vehículo cercano. Mientras más destrozo, mucho mejor.

 

3era Sección - Domingo. Si bien el Sábado era un día más de acción y movimiento, el Domingo era día de relajo. Y esto ocurría, seguramente, porque sabíamos que al día siguiente volveríamos al colegio. Además, el Domingo estaba fabricado para que todo fuese hecho pausado y tarde. No tengo demasiados recuerdos puntuales acerca del Domingo, excepto las peleas interminables de Street Fighter Alpha 3, Bloody Roar y Rival Schools - curiosamente, los tres de peleas - hasta ver la hora y decidir volver a casa. Era un adiós simbólico hasta el próximo fin de semana. Era un momento, fortalecido por el hecho de visualizar un cielo rojizo, un sol escondiéndose, un ambiente señalando que al día siguiente habría que volver al colegio. No puedo dejar de mencionar a Mario Kart 64. En época de 32 y 64 bits, era competencia obligada. Siempre fue juego de Sábado por la noche, y de Domingo por la tarde.

Fin_de_Semana_-_Mario_Kart_64

- Mario Kart 64 era para mí, juego de Domingo por la tarde. No sólo acabando todas las copas, sino más bien, descubriendo más y más bugs, gracias al juego a dos players.

 

Todo esto es el mensaje que habla sobre la importancia de no olvidar, porque, el hecho de no olvidar lo que hemos vivido nos indica a cada momento cómo fuimos criados, con qué juegos nos criamos, qué consolas fueron las primeras que conocimos, ¡el por qué nos impactamos ante el mundo de los videojuegos! Día Lunes, 08:15 AM, sentado en clases, y yo sólo estaba pensando en el glitchworld de Final Fantasy VIII que habíamos descubierto el día anterior. Aburrido, con temor al encierro, comenzaba otra semana más que avanzaba a paso lento. Pero, esta vez había un detalle: comenzaba aburrido, pero con la satisfacción de haber tenido un fin de semana increíble con videojuegos. Sabía que sólo debía aguantar unos días, hasta que fuese Viernes otra vez.

(Un artículo cliché, inocente, pero que va dedicado a todos aquellos que se puedan sentir identificados con la experiencia expuesta aquí)

- Escrito por CocaLightMan

Valorar este artículo
(70 votos)
Leído 361 veces Modificado por última vez el Jun 22, 2019

Artículos relacionados

1 comentario

  • Enlace comentario Progressive Jun 17, 2019

    Ufffff que recuerdos de esos fines de semana. Aun tengo presente esas tardes de verano jugando Wave Race 64. Como tambien tengo grabada en la.mente la escena del avion en illusion of gaia de snes.

    Increibles momentos...

    SALUDOSSSSSS

Dejar un comentario

Asegúrese de ingresar toda la información requerida. El código HTML no está permitido.

Salón Clásico

Uno de nosotros es el programador, el otro es el audiovisual. Ambos, jugadores. Me sorprende la música de los juegos. Mi amigo, una vez la grabó en cassette. Aún hablo de ello como si la siguiéramos grabando. Yo metía fichas en los arcades a los 4 años, y jugaba en computadoras, sin siquiera saber sus nombres. Es como si de chicos, sin hablar, nos hubiésemos puesto de acuerdo para juntarnos sólo a jugar. Eso es lo que somos.
Hoy, hacemos un trato y presionamos el botón Start a dos players, porque hay una misión que completar. Hay que llegar hasta el jefe final.  CocaLightMan

Comentarios recientes:

  • Hashing output of cryptocurrency looking for getting promoting and securely send and receive bitcoins. You…
    Ene 08, 2020 Por Randell
  • It will zero as a result of they're generated by customers at a digital currency.…
    Ene 04, 2020 Por Hong
  • bitcoin trader биткоин биток блог курс доллара на завтра биток биткоин ворлд
    Ene 04, 2020 Por Silas
Top